Search:

2003 Reporte a la diócesis en abuso sexual del clero

Chancery Address

27 de Febrero de 2004

Estimados Amigos en Cristo,

Mucho ha sido escrito sobre el escandalo de abuso sexual por el clérigo. La divulgación de datos compilados para el periodo de 1950 hasta 2002 en el Reporte John Jay, comisionado por la Junta Nacional de Revisión otra vez será concentrado en el alcanze nacional de este problema.

Mientras es importante entender y apreciar los datos nacionales, es también importante concentrarse en nuestra experiencia en la Diócesis de Buffalo durante el mismo periodo de 53 años. Esto es el porque yo deseo compartir nuestros datos estadísticos con ustedes.

En nuestra Diócesis, reclamaciones han sido hechas contra un pequeño segmento del clérigo. Entre 1950 y 2002, hubieron 2,046 clérigos asignados a la Diócesis de Buffalo. Durante el periodo de 53 años del estudio de John Jay, 93 reclamaciones de abuso sexual fueron hechas contra 53 miembros (2.6%) del clérigo en nuestra diócesis, con la mayoridad de acusaciónes envolviendo incidentes que supuestamente tomaron lugar 20, 30, y hasta 40 años atrás. Muchas de estas acusaciónes no pueden ser provadas o desprovadas porque fueron hechas mucho despues de los incidentes que supuestamente pasaron, pero esto no nos prohibió de ofrecer consejo a esos que hicieron acusaciónes.

Es importante que ustedes sepan que ningun clérigo acusado queda en ministerio activo. La mayor de las acusaciónes envolvieron clérigos que murieron antes de que las acusaciónes fueran hechas o que dejaron ministerio activo antes de ser acusados. En adición, algunos clérigos ya han sido eliminados de ministerio activo en acuerdo con la póliza diócesana.

Ustedes también deben saber que entre 1950 y 2002, la Diócesis de Buffalo pagó $670,000 para consejo y costos asociados en conexión con estos casos. Ninguno del dinero pagó durante este periodo de tiempo vino de la Campaña de las Caridades Católicas o del Fondo de Obispos para la Fe. El dinero fue proveido del reembolso de seguro y gastos generales diócesanos de operación general.

Mientras un caso de abuso sexual es mucho, es claro que nuestra póliza diócesana desde 1990 ha tenido un impacto significante y positivo en nuestra habilidad de educar nuestro clérigo, empleados y voluntarios sobre las señas de aviso de abuso sexual. En realidad, la mayor parte de todas las reclamaciones envolvieron conducta que supuestamente occurio antes de que nuestra póliza estubiera en effecto.

Una vez más, yo ofrezco mis sinceras disculpas a las victimas de abuso sexual y sus familias. Mientras no podemos cambiar el pasado, podemos tener esperanzas de que incidentes de abuso sexual no sean repetidos.

Hacia ese fin, la póliza corriente diócesana llama para la eliminación de ministerio de cualquier sacerdote o diácono, "Hasta cuando un solo acto de abuso sexual de un niño por un sacerdote o diácono es admitido o establecido despues de un proceso apropiado en acuerdo con la ley canon."

Nosotros también hemos tomado un numero de pasos proactivos para asegurar la seguridad de niños y jovenes en la Diócesis de Buffalo.

En luz de la Carta 2002 y Normas Esenciales, la póliza diócesana de 1990 fue puesta al día. Ahora se llama La Poliza Diócesana en Relación al Abuso de Niños y Abuso Sexual de Niños, la póliza ha sido distribuida en la diócesis y publicada en el Western New York Catholic, el periódico oficial de la diócesis. La póliza está disponible también en el website diócesano al http://www.buffalodiocese.org.

Una junta diócesana de reviso de 10 miembros ha ayudado al obispo y ahora está ayudando al administrador diócesano a tratar con casos de abuso sexual y físico de menores por sacerdotes, diáconos o otro personal diócesano.

Kathryn Marsh, CSW-R, una empleada de las Caridades Católicas por más de 30 años y una experta sobre el abuso sexual, es la coordinadora asistente diócesana. Ms. Marsh coordina el cuidado pastoral inmediato de personas que claman que han sido abusados sexualmente cuando menores por el clérigo o otro personal de la iglesia. Cualquier persona que desee registrar una reclamación de abuso sexual debe de ponerse en contacto con Ms. Marsh al 716-895-3010. Reclamamciónes escritas pueden ser enviadas a ella a Catholic Charities, 1581 Bailey Avenue, Buffalo, NY 14212. Su dirección de e-mail es kathy.marsh@ccwny.org.

Empleados y voluntarios de la diócesis que trabajan con niños o jovenes ahora son exigidos a firmar y respetar un Código de Conducta 19-punto. En adición sesiones mandatorias de entrenamiento sobre el abuso sexual son conducidas en todos los ocho condados de la diócesis.

Desde octubre del año pasado, 125 sesiones de entrenamiento han sido conducidas. Otras 80 sesiones estan a fecha hasta abril. Hasta esta fecha, como ocho mil personas han completado su entrenamiento.

Investigaciones Criminales de sacerdotes diócesanos han sido completadas. Investigacion similar será conducida para otros empleados y voluntarios de la diócesis. La diócesis ha firmado un acuerdo con los abogados del distrito de los ocho condados de Western New York sobre el reporte de casos de abuso sexual. Y anunciamos el mes pasado que la diócesis esta en acuerdo completo con la Carta para la Protección de Niños y Jovenes y las Normas Esenciales para Tratar con Alegaciones de Abuso Sexual de Menores por Sacerdotes o Diáconos. El reporte de audición en la diócesis esta disponible on-line al http://usccb.org/ocyp/audit2003/buffalony.htm.

Nos mantenemos vigilantes en nuestro compromiso para protejer nuestras posesiones más preciosas, nuestros niños.

Durante estos días de Cuaresma, yo los animo a unirse conmigo en oración por todos los que han sufrido por el resultado de esta tragedia. Oremos para que todos experimentemos sanación, reconciliación y paz.

Sincerely,
Rev. Msgr. Robert J. Cunningham
Diocesan Adminstrator

Diocese of Buffalo - Sign up for updates